Turismo micológico, mejores zonas de España para recoger setas

|

Una de las actividades más típicas del otoño es recoger setas. El turismo micológico es una práctica que cada vez cuenta con más adeptos. Es una buena forma de pasar una bonita jornada en el campo, disfrutando de su entorno y posteriormente degustar de una buena recompensa, con un buen rico plato con setas. Muchos de estos puntos aprovechan estos días para celebrar Jornadas Micológicas que animan a que un mayor número de turistas visiten sus municipios.

A continuación os presentamos las zonas de España más típicas y con más abundancia de hongos.

¿Qué debes saber antes de recoger setas?

Antes de lanzarte al campo es importante recordarte 3 consejos imprescindibles:

  • Recoger setas en cestas. Si quieres seguir recogiendo hongos otros años, esto es imprescindible. Las setas necesitan traspirar y desprender esporas para conseguir su proliferación, y esto se consigue con las cestas de mimbre. Con bolsas de plástico o envases cerrados contribuiríamos a su desaparición.
  • ¿Cómo cortar las setas? Esto depende mucho del tipo de setas, por ejemplo un boletus  se recomienda arrancarlo entero mientras que los níscalos, las setas de cardo, las trompetas de la muerte, o las setas de pie azul se recomienda cortarlas. Para arrancar la mejor opción es realizar un giro de 360º sobre su eje, mientras sujetas el tallo. En el caso de cortar, te recomendamos un corte horizontal en el pie de la base, lo más cerca posible del suelo.
  • Cuidado con las especies que no conoces. No está de más recordar que algunas especies de hongos son tóxicas. No hace falta ser un experto micológico, simplemente, si no estás seguro, no la cojas. Pero tampoco la destruyas, eso afectaría al ecosistema.
Setas recogidas en cestas

Mejores zonas para recoger setas

Galicia

Comenzando por el norte, en la provincia gallega las mejores zonas las encontramos en la sierra de O Courel, situada en Lugo. También puedes encontrar en los pinares situados en la costa de las Rías Baixas como los de O Grove, la Illa de Arousa y Sanxenxo. Y por último, entre Ourense y Pontevedra, recomendamos la sierra del Suído, encontrarás Boletus erythropus, la Amanita rubescens, la Hydnum rufescens, las lepiotas y los níscalos.

Asturias

Piloña es uno de los lugares más destacados, al igual que el Parque Natural de Redes y los alrededores de La Pesanca, Avilés y el cabo de Peñas. No podemos olvidarnos de Luarca, donde además de practicar la recogida de setas se puede disfrutar de jornadas en torno al sector micológico.

Cantabria

En esta pequeña provincia son los valles de Saja, como Valderredible y Campoo; los bosques como los de Monte Hijedo, los de Viaña y los del Monte Aá las zonas más destacadas para practicar turismo micológico.

bosque con champiñones silvestres

País Vasco

En esta zona encontrarás  variedades como el Boletus Edulis, Pinícola y Negro. Para su recolección te recomendamos los pueblos de Aldaz, Isaba, Etxalar y Otsagabia o en los Parques Naturales de Gorbea y el de Peñas de Aia.

Navarra

Un lugar idílico para la recogida de setas se encuentra en el valle de Ultzama, tal es su fama que en 2007 se creó el Parque Micológico de Ultzama que  trabaja para cuidar y regular la recogida. Por ello, si decides ir necesitarás un permiso de 5 euros por persona y día, se debe solicitar en la Oficina de Recepción de Visitantes de Alkotz. Allí encontrarás variedades como las palometas, las gamuzas, las trompetas y las carboneras que se refugian entre hayas y robles.

Aragón

Sin duda, una de las zonas más destacadas es alrededor del Moncayo donde se pueden encontrar más de 500 especies de hongos. ¡Cuidado con las venenosas! Otras zonas de las que no podemos olvidarnos son el valle de Hecho en los Pirineos o las zonas del Gabardito o la Selva de Oza.

recoger setas en cesta es muy importante

Cataluña

En la provincia de Barcelona encontramos Berga donde además de poder disfrutar del turismo micológico también podrás participar de ferias dedicadas a la recogida de setas. En Lleida recomendamos el pueblo de Pont de Suert, que incluso dispone de mercados con los diferentes hongos. La variedad más habitual de esta región es la seta cep o el níscalo rovelló. Por último, en Montseny podrás encontrar variedades como las trompetas, los camagrocs y el níscalo rovelló.

Castilla y León

Si hablamos de una de las regiones más destacadas en el mundo de la micología esa es sin duda Castilla y León, y principalmente Soria. Destaca el pueblo soriano de Navaleno donde incluso dispone de un centro de interpretación dedicado a la micología.

En el resto de provincias, destacan los bosques zamoranos de los bosques de Sanabria, Alba, Carballeda, Tábara y Aliste. En la provincia de Valladolid la mejor opción es la zona de Pinares y Mayorga. En Burgos son las Merindades y los Montes de Oca.

Más al sur, el territorio segoviano es considerado otra de las mejores provincias para recoger setas, destaca la Sierra de Guadarrama y en Ávila la Sierra de Gredos.

Recoger setas, níscalos
Níscalos en el campo

La Rioja

Dentro de esta pequeña región la mejor zona es la de Moncalvillo  aunque tampoco podemos olvidarnos del Barranco Hayedo y San Antón, de Ventosa y en Sotés El Horcajo.

Comunidad de Madrid

En el centro de la península ibérica, recomendamos las zonas de Alameda del Valle, Puerto de Canencia y el Valle del Paular. Allí encontrarás desde champiñones silvestres y níscalos hasta perrechicos o boletus.

Castilla-La Mancha

En Guadalajara, en las faldas del pico Ocejón, pueblos más conocidos en esta materia son Campillejo, Campillo de Ranas, Robleluengo, Majaelrayo, Roblelacasa y Zarzuela de Galve. Los Montes de Toledo y el Parque Nacional de Cabañeros, junto a la Sierra del Segura son otros de los puntos destacados de la comunidad para practicar la recogida de setas con especies como setas, trufas y hongos comestibles y medicinales.

Hongos en la mano

Extremadura

Si hablamos de zonas más importantes para recoger setas no podemos olvidaros de la Sierra de Gata. En ella se encuentras especies como los níscalos, los boletus aereus y la macrolepiota procera. Te recomendamos que además degustes alguno de sus platos típicos, las setas son uno de los ingredientes típicos de su gastronomía.

Comunidad Valenciana

En la región valenciana la variedad por excelencia es el rovelló y las mejores zonas para encontrarlo son La Vall d’Albaida, el Canal de Navarrés, El Rincón de Ademuz y La Serranía.

Murcia

Los hongos de mayor calidad se encuentran en la Sierra Espuña con variedades como el níscalo, la patata de tierra, la seta de cardo, la colmenilla, el boleto rojo, la seta barbuda o la negrilla.

Andalucía

En la comunidad gaditana destaca el Parque Natural de Los Alcornocales donde la especie más típica es el rebozuelo. En el Parque Natural Sierra de las Nieves, en Málaga, se pueden distinguir más de 400 tipos de hongos como la oronja o la amanita de los césares.

Destaca la provincia de Huelva, en la comarca de Andévalo, donde crece la trufa blanca, un tipo de seta muy especial muy difícil de encontrar. Si hablamos de la trufa negra, Jaén cobra protagonismo con en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Trufas, hongos
Trufas blancas

Las Islas Baleares y las Islas Canarias

En los territorios insulares también se cuenta con tradición micológica. En Baleares es la Sierra de Tramuntana donde nacen la seta esclata-sangs, los boletus y las trompetillas. Cabe destacar estos hongos pues forman parte de los platos típicos de Mallorca como los salmonetes con boletus o las manitas de cerdo rellenas de setas.

En las Islas Canarias, es en la zona norte de la isla de Tenerife donde se pueden recoger setas tales como los rebozuelos, los níscalos y boletus muy variados.

Con todos estos lugares por todo el territorio Español, ahora solo falta decidir cuál escoger y lanzarte al campo. ¿Te hemos convencido?