Puente de diciembre: pueblos para visitar cerca de La Rioja

|

El puente de diciembre está a la vuelta de la esquina. Son unos días idóneos para viajar y conocer nuevos lugares. Hay muchísimos zonas donde se puede disfrutar dentro de la Península Ibérica. En este caso nos vamos a centrar en pequeñas localidades con encanto alrededor de La Rioja, en regiones vecinas. No hay excusas para no salir. Muchos de estos sitios se pueden disfrutar en un solo día. ¿Quieres saber cuáles son?

Pueblos alrededor de La Rioja para el puente de diciembre

País Vasco

Laguardia

Laguardia

Situada en plena Rioja Alavesa, hay muchos riojanos que ya casi la consideran parte de la comunidad. Se trata de un pequeño pueblo medieval que engancha solo con adentrarse entre sus murallas. Además de la bella arquitectura de las viviendas que la forman, cuenta con importantes monumentos. Destaca la Iglesia de San Juan, la Iglesia de Santa María de los Reyes, la Ermita de Santa María de Berberana, el Convento de los Capuchinos o la Casa de la Primicia.

Pero sin duda una de los puntos fuertes de esta localidad se encuentra en el subsuelo. Cuenta con un inmenso trazado de bodegas subterráneas a lo largo de su centro urbano. Una clara muestra de la importancia del vino en este territorio.   

Labastida

Labastida

Otro ejemplo de la Rioja Alavesa es Labastida. Está conformado por una localidad, Labastida;  un concejo, Salinillas de Buradó; y un despoblado, Buradón.

Entre los monumentos más destacados encontramos el Monasterio de Santa María de Toloño, que actualmente se encuentra en ruinas, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o la Ermita del Santo Cristo.

Navarra

Olite

olite

Es uno de los pueblos que más se recomienda visitar en Navarra y se encuentra muy cerca de La Rioja, a tan solo 1 hora de Logroño. Puede ser un buena opción para pasar un día del puente de diciembre. Lo que más llama la atención es su imponente castillo, que se vislumbra a cierta distancia antes de alcanzar las calles de Olite. La importancia de la fortaleza no solo recae en su impresionante construcción, sino que también cuenta con gran importancia histórica. Fue residencia de varios príncipes y princesas a lo largo de la historia española.

Además del castillo, Olite cuenta con un centro histórico único, con impresionantes casas solariegas, pequeñas callejuelas, y el impresionante monumento de la iglesia de Santa María.

Estella

Estella

Se trata de una ciudad monumental que nació en torno al Camino de Santiago. Tal es su singularidad y belleza que desde el siglo XV era conocida como Estella la bella. Entre sus calles, los amantes del arte románico podrán disfrutar de  palacios, casas señoriales, puentes e iglesias de este estilo. Incluso podrás disfrutar del Palacio de los Reyes de Navarra, uno de los pocos ejemplo españoles del románico civil. Otro de sus puntos destacados es la Iglesia del Santo Sepulcro que destaca por su fachada gótica.

Burgos

Frías

Frías

Aunque lo incluyamos en el término de pueblo por su tamaño, en realidad se trata de una ciudad. Ostenta el título de la ciudad más pequeña de España. Fue el título que le otorgó el rey Juan II en 1435 y que aún no ha perdido.

Además de su título, nos encontramos ante un conjunto histórico único construido en muy poco espacio que le otorga una singularidad única. Además de sus calles medievales por las que parece que no han pasado los años, también cuenta con monumentos destacados. Los más destacados son el Castillo de Los Velasco, la Iglesia de San Vicente Mártir, las casas colgadas y el puente medieval.

Poza de la Sal

Poza de la Sal

Perteneciente a la ruta de las ‘Raíces de Castilla’ junto a Frías y Oña, Poza de la Sal destaca por la combinación perfecta entre la naturaleza y la construcción humana. Pese a sus pequeñas dimensiones, el conjunto de viviendas que conforman su casco histórico junto a su castillo,crea un pueblo que sorprende a todos los visitantes.

Pero sin duda lo que más sorprende es su tradición salinera. Pese a encontrarse en el centro de la península en Poza de la Sal se produce un fenómeno geológico que se denomina diapiro. Esto se debe a que el municipio se sitúa encima de un gran cráter diapírico, con granes masas de sal que luchan por salir del subsuelo. ¿No te parece curioso y digno de ver?

Oña

Oña

Pese a ser el tercer pueblo que mencionamos de la ruta ‘Raíces de Castilla’ no es el peor ni mucho menos. Es un municipio que te sorprenderá. Uno de los principales puntos que debes visitar es el monasterio de San Salvador de Oña. Lo que más sorprende es su majestuosidad y belleza. Cuenta con un claustro gótico y un Panteón Real y Condal dignos de ser visitados. Para una visita menos cultural te recomendamos recorrer el Jardín Secreto, al lado del monumento.

No todo es el monasterio, recorrer las calles del municipio disfrutando de la arquitectura popular, conocer la Plaza del Ayuntamiento o la Torre de San Juan no tienen desperdicio.

Soria

Vinuesa

Vinuesa

Pese a ser un pueblo bastante desconocido tiene el honor de pertenecer al grupo de pueblos más bonitos de España. Es uno de esas localidades donde lo interesantes es perderse por sus calles y disfrutar de sus singulares casas. A lo largo de este serpenteante recorrido podrás disfrutar de su Plaza Mayor, la Iglesia de la Virgen del Pino, la Placituela, la Calle Cuatro Calles o el Portalejo.

Además de su conjunto arquitectónico uno de los puntos más destacados es su entorno natural. Se trata de la mejor puerta de entrada a uno de los tesoros naturales más importantes de Soria, la Laguna Negra.

Calatañazor

Calatañazor

Con tan solo 50 habitantes, en plena zona de despoblación, este pueblo parece haber parado el tiempo. Pese a su singular tamaño, cuenta con zonas muy agradables para pasear como la Calle Real donde encontrarás la Iglesia de Santa María del Castillo y el Castillo de los Padilla. Sentirás como si vivieras en la época medieval.

Tras esta selección de los pueblos más destacados a los alrededores de La Rioja, solo queda decidir cuál te animas a visitar. Disfruta del puente de diciembre conociendo los pueblos más pintorescos de la zona. ¡No te arrepentirás!