Llegada a Ítaca

|

Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de venturas, lleno de experiencias. No temas a los lestrigones ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón, seres tales jamás hallarás en tu camino, si tu pensar es elevado, si selecta es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. Ni a los lestrigones ni a los cíclopes ni al salvaje Poseidón encontrarás, si no los llevas dentro de tu alma, si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo. Que muchas sean las mañanas de verano en que llegues -¡con qué placer y alegría!- a puertos nunca vistos antes. Detente en los emporios de Fenicia y hazte con hermosas mercancías, nácar y coral, ámbar y ébano y toda suerte de perfumes sensuales, cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas. Ve a muchas ciudades egipcias a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente. Llegar allí es tu destino. Mas no apresures nunca el viaje. Mejor que dure muchos años y atracar, viejo ya, en la isla, enriquecido de cuanto ganaste en el camino sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje. Sin ella no habrías emprendido el camino. Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, entenderás ya qué significan las Itacas.

Y finalmente nuestra odisea personal llega a su fin. Tras una experiencia fantástica y un largo viaje por una jornada que me llevó hacia las más recónditas ambiciones personales y, a aprender, como hiciera Ulises en su viaje, de personas tan fantásticas, amantes de sus pasiones, como son Sandra y Rodrigo, comienzo mi nueva aventura en Chile.

Como casi todos los proyectos en los que me embarco, todo comienza con un sueño o ambición que intenta tomar forma, un proceso que se abre ante mí para aprender de otra cultura y otra gente la cual, sin duda, pasará a formar parte de mi vida y de todo lo que experimente después.

Mis metas son claras pero los caminos y formas de llegar a Ítaca son variadas. Espero seguir involucrado en el mundo de la innovación y el emprendimiento social, así como las organizaciones internacionales, al mismo tiempo que desarrollo otras facetas dentro de la empresa privada y más concretamente en el mundo financiero, pero siempre sin olvidar de dónde vengo ni mis pasiones previas, la ingeniería y, más concretamente, la aeroespacial.

La aplicación de la cuarta revolución industrial a la política, la geopolítica en general y la revolución del sector financiero a través de tecnologías basadas en blockchain son algunos de los campos en los que intentaré seguir « divirtiéndome » y encontrando mi « verdad » pero, animo a todo el mundo a encontrar la suya ya que, como dijo Picasso, si hubiera una única verdad, no sería posible pintar cientos de cuadros sobre el mismo tema.

Créditos

Photo by Ishan @seefromthesky on Unsplash